MOBILIARIO

MOVILIARIO SEXUAL Una de las cosas que más perjudica una buena y cómoda relación sexual es el sitio en el que lo practiquemos. Una cama de muelles chirriosa, un sofá duro, una silla demasiado pequeña, una mesa inestable, una pared donde no agarrarte bien, etc,  es el mobiliario que desconcentra y puede acabar en una relación incómoda, defectuosa e incluso perjudical para nuestra espalda o nuestras extremidades.

Los muebles, en especial, camas, sofás y sillones forman parte conjunta en el acto y por tanto deben fundirse con nuestro cuerpo, ser biónicos, adaptarse ergonómicamente a nuestros cuerpos y movimientos. MOVILIARIO SEXUAL  Juegan un papel fundamental.  Además un mal mobiliario o un mal uso de ellos no sólo nos trae perjuicios a los practicantes, sino que además los muebles pueden verse muy afectados, se deterioran con anterioridad y muchos de ellos, dependiendo de su calidad, no resisten tanta pasión y efusividad.

El sillón sexual que pasaría desapercibido en cualquier salón. Es elegante y hay muy diversos modelos, algunos más excéntricos que otros. Puede usarse tanto para el acto en sí, como para tumbarnos placidamente a leer un libro o a jugar con nuestra tablet o smartphone. El respaldo elevado lo hace muy cómodo para ello, es un sillón ergonómico, que se adapta a la forma de nuestro cuerpo, formando una S curva horizontal ideal para tumbarnos y descansar las piernas.

¿Parece simple, verdad? Además es bastante armónico y luciría bien en cualquier sala o dormitorio. Con él podremos realizar cómodamente diversas posturas. Las explicaré detenidamente en el post exclusivo del Tantra Chair. Así como dónde podremos adquirirlo.

Mostrando todos los resultados 11